El barco de crucero más grande y más caro en el mundo, Harmony of the Seas construido por el astillero Francés STX sobre un gasto de alrededor de 1 billón de dólares, fue entregado ayer a sus propietarios americanos Royal Caribbean Cruises Limited.

Una ceremonia suntuosa marcó la entrega y se llevó a cabo en Saint-Nazaire, en el teatro con 1400 asientos diseñado en la nave. Las festividades incluyeron una actuación acrobática sorpresa y la música a todo volumen completó el ambiente.

4928

La fuente de la foto: theguardian.com

El Señor Richard Fain, presidente del Royal Caribbean Cruises Ltd, dio un discurso a la audiencia diciendo que: “Nos hemos preparado y pensado en esta nave durante años. Viendo por fin que todo viene junto y lo especial que el buque es, lo especial que el equipo es, es realmente algo que pocas personas llegan a experimentar en sus vidas y yo estoy extremadamente agradecido por esta oportunidad”.

3500 (1)

La fuente de la foto: theguardian.com

La enorme nave puede albergar 8.500 pasajeros y tripulación en 16 cubiertas y tiene algunas características innovadoras nunca antes vistas en un barco. “El Máximo Abismo“, un tobogán de 10 plantas desde la cima hasta la cubierta principal, es el mayor tobogán de agua del mundo montado en una nave. Entre otras atracciones impresionantes que se encuentran a bordo hay: jacuzzis flotantes, un teatro con 1400 asientos que expone musicales de Broadway, un gigante muro de escalada, un casino y un simulador de surf.

3500

La fuente de la foto: theguardian.com

La exquisita nave también ofrece su propia avenida comercial, un parque con 12.000 especies de plantas y un “Bionic Bar” donde los pasajeros estarán atendidos por dos camareros robot. Producirá un 20% menos de emisiones de CO2 que otras naves construidas hasta ahora, en parte gracias al aire bombeado en el casco para aligerar su carga.

Harmony of the Seas comenzará su viaje inaugural oficial el 22 de mayo hacia su nueva casa, el Puerto de Barcelona y luego iniciará cruceros regulares en el Mediterráneo antes de su reposicionamiento en noviembre en Fort Lauderdale.

1